Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to Twitter

- POEMAS EN AUDIO Y TEXTO GRATIS -

- TELESECUNDARIA GRAL. LÁZARO CÁRDENAS -

 
 Cristo roto
 
Autor: Desconocido
 
Interpreta: Alejandro Alameda Díaz*
 



Sucedió hace poco...
En una tarde lluviosa estaba haciendo reflexiones sobre el amor.

Sin quererlo mis ojos se posaron en la fotografía de mi gran amor, después en el crucifijo que tenía muy cerca de mí... ¡roto!

Inevitablemente recordé aquel día cuando cegado por la ira, lo destrocé.

Fueron tantas veces las que le pedí a aquel Cristo que ella me mira, que aquella mujer fuera buena, que me amara como yo la amaba, que fuera mía para siempre y así se cumplieran mis ilusiones, pero un día. . . un amargo día, con la esperanza de volcar en ella todo mi amor, la sorprendí en brazos de mi mejor amigo. . .

Corrí desesperado, no sé como llegué a mi casa, comencé a gritar y a destrozarlo todo, y cuando llegué al Cristo, lo tomé con furia, lo arrojé al suelo, diciendo: “¡Tú tienes la culpa, tantas veces te pedí que me permitieras conocer el verdadero amor y mírame ahora con el alma rota!”

No sé si fue un sueño, un milagro o no sé qué, el caso es de que aquel Cristo moribundo y roto brotaron estas palabras: "Hijo mío, ahora más que nunca te amo, porque estás tan indefenso, tan débil, confundido. . . la prueba es grande, pero mi amor por ti es más. Morí en la cruz por aquellos que como tú son como la nube. . . sigue mis pasos y entre más sufras, mayor será tu recompensa”

Comencé a temblar, me arrodillé, tomé al Cristo roto entre mis manos y lloré como niño.

¡Perdóname Dios mío, perdóname!

Una luz intensa brilló, me desvanecí.  Al despertar me di cuenta que todo lo que había tirado estaba en su lugar y en la pared aquel Cristo roto que me miraba y sonreía con dulzura.

Hoy ha pasado el tiempo, es verdad, Cristo ha borrado de mi mente la amargura y el deseo de vengaza.

He vuelto a creer en el amor y cuando siento debilidad mi Cristo roto me consuela, lo contemplo y le digo:

¡Gracias! ¡Gracias Señor!
 
*Alejandro Alameda Díaz es estudiante de la Telesecundaria  General Lázaro Cárdenas de San Andrés Azumiatla, Puebla, México.