Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to Twitter
Poema que versa sobre la consolidación del amor a través del tiempo.
VEINTICINCO AÑOS
(Rosa María)
 
 
Déjame ver en tus ojos la Luna,
no saber si es tu luz o la de ella,
esa que brilla … suave y delicada
es la misma luz … eterna femenina.
 
Hemos viajado ya por varios años,
nuestras manos a veces parecen fatigadas,
en la piel el tiempo a señalado su transcurso,
el amor … ha cambiado poco a poco,
de lozanía a certeza,
de pasión a firmes emociones,
mas no ha cambiado la nave en que embarcamos,
se han sumado a ella … dos fuertes velas.
 
Déjame ver en tus ojos la Luna,
no saber si es tu luz o la de ella,
esa que brilla … suave y delicada
es la misma luz … eterna femenina.
 
Llegará un día que no pueda navegar en aguas agitadas,
el casco habrá rendido al tiempo su tributo,
no habrá más … que ir a la deriva,
tal vez, un arrecife lleno de vida … será el último descanso,
tendré el tiempo eterno por delante,
para recordar tus ojos … mirando el infinito.
 
Déjame ver en tus ojos la Luna,
no saber si es tu luz o la de ella,
esa que brilla … suave y delicada
es la misma luz … eterna femenina.
 
 
Jesús Macario Del Pilar Rocha
Junio de 2004
México
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.