sabersinfin banner 2 mayo2014
Búsqueda personalizada
EL DOLOR EMOCIONAL Y EL DAÑO EMOCIONAL PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 55
MaloBueno 
Indice del artículo
EL DOLOR EMOCIONAL Y EL DAÑO EMOCIONAL
Páginas 2
Todas las páginas

 

EL DOLOR EMOCIONAL Y EL DAÑO EMOCIONAL

Por: Jesús Tamariz Saldaña*

Enero 2008

Bienvenidos, como ya saben, esta columna está diseñada para hablar de temas propios de la psicología de un modo digerible y comprensible para la mayoría.

En esta ocasión, vamos a dar respuesta a una pregunta que me hicieron llegar a mi correo y que sirve de reflexión acerca del manejo del “dolor emocional” y su posible transformación en un “daño emocional”.

Espero lo disfruten y me hagan llegar pronto sus sugerencias acerca de los temas que deseen conocer y las dudas que quieran resolver.

 

 

 

Entremos en materia

 

Hace unos días me llegó un mensaje pidiéndome  ayuda… el mensaje dice así:

“Cuando a una persona le sucede algo que duele mucho, ¿es bueno dejar pasar un tiempo para platicarlo?”

Lo primero que puedo decir de este mensaje es que lamentablemente nos falta más información de la persona que nos hace esta pregunta, ya que cada caso es diferente y como tal merece una atención especial; no obstante, me dio pie para realizar una serie de reflexiones que a continuación comparto con ustedes.

Ante las diversas circunstancias de la vida, todos estamos expuestos a sufrir lo que se conoce como “dolor emocional”, que es esa sensación más o menos incómoda que queda después de vivir una experiencia a la que podemos calificar de desagradable o muy desagradable.

El dolor emocional, como el dolor físico, es una señal de alarma que se enciende en nuestra mente para avisarnos que algo no fue procesado por el inconsciente como una experiencia agradable, y que tal situación podría causarnos problemas aún mayores más adelante. Digo que se parece al dolor físico porque la función del dolor físico es exactamente la misma: la de prevenir un daño mayor por la exposición a aquello que nos causa el dolor.

En el caso del dolor emocional, su función es evitar o prevenir el “daño emocional” que conocemos popularmente como trauma psicológico.

Cuando digo que la función es preventiva es porque el paso del dolor emocional al daño emocional no es automático, requiere de un paso por la decisión personal; ya que yo soy el único que puede decidir que tanto “voy a permitir” que me afecte tal o cual circunstancia, y qué tanto peso voy a darle en mi vida a determinada situación.

Lamentablemente para que esa decisión se dé, es indispensable que las personas aprendamos a vivir conscientemente, es decir, que podamos evaluar, sopesar y decidir cómo tomar la vida. Seguramente habrás vivido mil ejemplos de esto: cuando te han ofendido y reaccionas de un modo muy diferente dependiendo de quién venga la ofensa; lo más probable es que no te pusiste a pensar: -“es mi papá quien me está diciendo esto así que debo tomarlo de este modo” o -“es fulano de tal y no voy a permitir que me trate así”, no, lo más probable es que simplemente lo tomaste de un modo diferente y reaccionaste, en consecuencia, de un modo diferente. Ese es el paso por la decisión del que hablo, del momento en que opto por tal o cual actitud, aún y cuando lo hagamos inconscientemente y de manera “automática”.

 



 
Tenemos 5110 invitados conectado(s)

Sabersinfin.com Sureste

luis fernando paredes

Artículo
Parte 1
Luis Fernando Paredes Porras

Luis Antonio Rodríguez Pulido

Opinión
Luis Antonio Rodríguez Pulido
Casandra Miranda_Núñez
Opinión 
Casandra Miranda Núñez

Luis Antonio_Rodríguez_Pulido

Opinión
Se acabaron los vals
Luis Antonio Rodríguez Pulido

Sabino Pérez_Ramírez

Cuento corto
Sabino Pérez Ramírez
 

ABEL PÉREZ ROJAS MARZO 2014

Artículo

Fernando Acosta Reyes

Artículo
Fernando Acosta Reyes

alberto hidalgo v

Artículo
Guillermo Alberto Hidalgo Vigueras
Fernando Acosta Reyes
Artículo
Fernando Acosta Reyes

ABEL PÉREZ ROJAS MARZO 2014

Artículo
Abel Pérez Rojas

colaborador

Video
rociogarciaolmedo
Artículo
Rocío García Olmedo
rocio garcia o
Artículo
Rocío García Olmedo

Leticia Daz Gama

Relato
Leticia Díaz Gama
ABEL PÉREZ ROJAS MARZO 2014
Artículo
Abel Pérez Rojas
  • Hoy y Siempre
Previous Next