baner revolucion

Búsqueda personalizada
TRIBALISMO Y TRIBUS URBANAS PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 86
MaloBueno 
Indice del artículo
TRIBALISMO Y TRIBUS URBANAS
Páginas 2
Páginas 3
Páginas 4
Páginas 5
Todas las páginas

TRIBALISMO Y TRIBUS URBANAS

Por: Ximena Franco Guzmán*

  En entregas anteriores se revisó el concepto de tribalismo, acuñado por el sociólogo Michel Maffesoli, y su contraparte, el concepto de individualismo, tal y como Zygmunt Bauman trabaja el término en algunos de sus textos [el artículo puede encontrarse en SABERSINFIN.COM, en la sección de “Artículos y Ensayos”, con el título de Individualismo vs Tribalismo: Dos perspectivas sobre el individuo y las sociedades posmodernas]. Cada uno de estos conceptos intenta dar cuenta de las tendencias de socialidad en las comunidades contemporáneas. En esta entrega se busca abordar el tema del tribalismo de manera más detallada, ejemplificando el concepto con el fenómeno de las llamadas “tribus urbanas”.


 Para ello nos remitiremos al artículo de Michel Maffesoli titulado “Tribalismo posmoderno. De la identidad a las identificaciones”. Para abordar el tema de las tribus urbanas abordaremos los siguientes textos: Feixa, C. De jóvenes, bandas y tribus; Oriol Costa, P., Pérez Tornero, J.M., Tropea, F., Tribus Urbanas (el ansia de identidad juvenil: entre el culto a la imagen y la autoafirmación a través de la violencia); Chihu Amparán, A., (coord) Sociología de la Identidad [la bibliografía completa de estos textos se indica al final].

  

Tribalismo:

  El tribalismo es, según Maffesoli, un fenómeno cultural. Esto quiere decir que se trata de un movimiento de amplio espectro que inunda todos los ámbitos de la vida social (política, filosofía, religión, economía, artes, costumbres, lenguaje, modas, patrones de conducta…etc) y que, a su vez, se influenciado por todos ellos. El tribalismo está enclavado dentro de los procesos de la posmodernidad.

 Definir la posmodernidad o, como muchos pensadores prefieren llamarla, la “condición” posmoderna, nos llevaría un trabajo aparte (nada sencillo, por cierto). Pero podemos decir, grosso modo, que la posmodernidad es una época que inicia aproximadamente a mediados del siglo XIX, con la caída de los grandes paradigmas de pensamiento, racionalistas, universalistas y fundacionistas. Los mitos únicos o dominantes de la filosofía, la religión y la ciencia, se dispersan en multitud de mitos, de verdades y concepciones posibles del mundo. La experiencia del hombre se transforma radicalmente y con ello, las maneras en las que los hombres se piensan y configuran a sí y a sus sociedades. Pues bien, el tribalismo, para Maffesoli, es la expresión social dominante de las sociedades posmodernas. Es decir, las sociedades actuales tienden al tribalismo. Pero, ¿qué es exactamente el tribalismo?, ¿cuáles son sus rasgos característicos?, ¿cuál es su lógica?

 

 En una entrega anterior enumeramos las características del tribalismo de Maffesoli, según él mismo lo hiciera en su texto Tiempo de las tribus. Para no repetirnos, ahora daremos la definición que Maffesoli maneja en el artículo que aquí tomamos como referencia:

 

“El tribalismo es un fenómeno cultural, antes que político, económico o social. Es una auténtica revolución espiritual; es una revolución de los sentimientos que pone énfasis en la alegría de la vida primitiva, de la vida nativa. Es una revolución que exacerba lo fundamental, lo estructural, lo primordial del arcaísmo. Cabe admitir que todo ello se aleja mucho de los valores universalistas o racionalistas que caracterizan a los detentores de los poderes actuales”. (Maffesoli, 2002. Pág. 227-228)

 

 El tribalismo es, pues, una revolución. ¿Contra qué se levanta esta revolución? Contra la antigua lógica que regía el mundo de las ideas y que justificaba ciertas prácticas de dominio entre los hombres: la lógica del principio de la identidad. Maffesoli opone la lógica regida por dicho principio a la lógica del tribalismo, que es la lógica regida por el “principio de Eros”. (Ibid., pág. 227).

 

 La lógica del principio de identidad podemos entenderla como aquel discurso que, en todos los ámbitos del saber y del hacer humanos, tiende a la unidad de lo múltiple en Uno. Y ese Uno es idéntico consigo mismo. ¿Qué quiere decir esto? Que según los antiguos paradigmas de pensamiento (anteriores a la posmodernidad), las cosas del mundo, incluidos los hombres dentro de él, podían ser comprendidos y aprehendidos desde una idea (única, uniforme, fundamento de sí misma que funda a su vez todo lo demás) que los abarcaba a todos. Dios tuvo su momento. Todas las cosas se reducían finalmente a él. La naturaleza y el hombre tomaron después, respectivamente, el lugar de Dios. La lógica del principio de identidad puede ser concebida también, según lo explica el mismo Maffesoli, como una ontología sustancialista, que pone a la base de sus consideraciones un elemento como conformador y ordenador de la realidad, llámese el hombre, el Estado, la ley…etc. (Cfr. Maffesoli, 2002, pág. 237)

 



 

Sabersinfin.com Radio

Tenemos 5236 invitados conectado(s)
abel perez rojas nov 2014
Artículo
Abel Pérez Rojas
rociogarciaolmedo
Artículo
Rocío García Olmedo
renesanchezjuarez
Artículo
René Sánchez Juárez
Jorge Luis Herrera
Directo al Punto
Jorge Luis Herrera

Leticia Daz Gama

Relato
Leticia Díaz Gama
abel perez rojas nov 2014
Artículo
Abel Pérez Rojas
Jorge Rodriguez y Morgado 2
Artículo
Jorge Rodríguez y Morgado
alberto hidalgo v
Artículo
Guillermo Alberto Hidalgo Vigueras

abel perez rojas nov 2014

Sabersinfin
Abel Pérez Rojas

Fernando Acosta Reyes

Artículo
Fernando Acosta Reyes
 

Sabersinfin.com Sureste

Luis Fernando Paredes Porras 7

Artículo
Luis Fernando Paredes Porras

luis fernando paredes

Poema
José de Jesús Fernández Pérez

colaborador

Reflexiones
Gurú Constancio

colaborador

Calavera
Ricardo Nieto
 
  • Hoy y Siempre
Previous Next