banner noviembre04

Búsqueda personalizada
LA ESTÉTICA DEL SIGLO XVIII Y XIX PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 32
MaloBueno 
Indice del artículo
LA ESTÉTICA DEL SIGLO XVIII Y XIX
Páginas 2
Todas las páginas

La estética del siglo XVIII y XIX se mantuvo atenta al arte y a sus conceptos. Una postura importante ante la obra de arte era su capacidad de contener utilidad y belleza siendo un vínculo importante con la esencia humana y su práctica, así, una pintura o una escultura –como objetos representativos- podían invitar a valores civiles como el patriotismo mientras se implicaba la contemplación...

 

 

LA ESTÉTICA DEL SIGLO XVIII Y XIX

 

 Por: Agustín René Solano Andrade[1]

 

 

050905

 

 

 

La estética del siglo XVIII y XIX se mantuvo atenta al arte y a sus conceptos. Una postura importante ante la obra de arte era su capacidad de contener utilidad y belleza siendo un vínculo importante con la esencia humana y su práctica, así, una pintura o una escultura –como objetos representativos- podían invitar a valores civiles como el patriotismo mientras se implicaba la contemplación; al igual, la obra de arte también denunciaba los hechos humanos tachables como la guerra o las formas de vida aristocrática despreciables para otras clases sociales.

 

 

 En esos dos siglos los filósofos que se distinguen en su preocupación por esclarecer las cualidades de los objetos, la naturaleza y la forma en que el hombre percibe estos fenómenos son Kant, Hegel, Fichte, Schopenhauer y Nietzsche. Baumgarten es quien acuña el término estética -el mundo de las sensaciones- como la hermana menor de la lógica y apunta a denominarla ciencia y dividirla en teórica y práctica. Así entonces, para Baumgarten, la estética es la ciencia del conocimiento sensible o gnoseología (epistemología) inferior.  Pero es la estética de Kant  la que marca una frontera en la historia de la estética.  

 

 

 Kant, al plantear el desinterés en la belleza  al juzgar objetos de este tipo y que los juicios de belleza –gusto- son universales, desata una nueva manera de entender lo sensible y prepara un campo fértil para la discusión donde Hegel será el primero en contrariarlo para darle el valor de la experiencia estética a la obra de arte y alejarla de la naturaleza, así como dar cimientos para el discurso de la historia del arte. Es en esta época cuando el agente creador de lo artístico –como fundante de lo bello-  es tema de porfía y no un simple actor. Schopenhauer hace una importante aportación a esta temática y un ferviente análisis sobre la música. Nietzche fue muy influenciado por la cultura helénica y por el anterior autor, no obstante, despunta con dos argumentos fundamentales: el primero donde los valores tradicionales habían perdido su poder en las vidas de las personas, lo que llamaba nihilismo pasivo; y el segundo, donde lo trágico era parte de la belleza.

 

 

 Aunque la estética alemana sea sobresaliente, la preocupación por el tema de la bella, el arte y la percepción se da a la par en todo el mundo que se notará en el siglo XIX  cuando los artistas están en desacuerdo con los preceptos artísticos de la época y, como filósofos, empiezan a inquietarse por la práctica estética y a generar una época de propuestas revolucionarias donde ni el hombre ni lo religiosos son el centro del arte, sino el arte mismo y sus códigos. Lo hecho a finales del siglo XIX marcará una época donde las vanguardias plantean problemas estéticos importantes y los escritos -manifiestos - de sus personajes motores son una nueva manera de hacer arte por parte de los artistas. De este modo, un sentido común aparece en los artistas de este periodo olvidándose del realismo y preocupándose por lo expresivo donde, entonces, la distorsión encuentra sentido.

 



 
Tenemos 3665 invitados conectado(s)

Sabersinfin.com Sureste

colaborador

Poema
José de Jesús Fernández Pérez

luis fernando paredes

Entrevista
Luis Fernando Paredes Porras

colaboradora

Poema
Guadalupe Martínez Galindo

colaboradora

Cuento
Gloria Carrasco Oropeza
  • Hoy y Siempre
Previous Next