Microorganismos reducen seis meses tiempo de elaboración de compost

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

PALMIRA, 13 de junio de 2018 — Agencia de Noticias UN-

Los investigadores José Oviedo Fernández y Alexander García Pulido, de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) Sede Palmira, contrastaron la tasa de reciclaje del proceso de compostaje alcanzada por tres diferentes promotores naturales: microorganismos benéficos, humus de Hermetia illucens(mosca soldado, fase larvaria) y humus de Eisenia foetida (lombriz roja californiana).

El modelo más efectivo fue el de la inoculación con microorganismos eficientes, que logró la desintegración de los desechos en solo un mes, seguido por el del humus de lombriz roja californiana,que lo consiguió en 45 días, y el de las larvas de mosca soldado, cuyo proceso duró 75 días. Estos resultados contrastan con los cerca de siete meses que tarda la elaboración de compost sin aceleradores.

Para los zootecnistas, los procedimientos aseguran una transformación higiénica de restos orgánicos en material homogéneo y asimilable por las plantas. “El compostaje constituye una práctica sostenible y se utiliza en todos los sistemas asociados con la agricultura climáticamente inteligente”, asegura el investigador Oviedo.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), el compost es una fuente importante de materia orgánica que contribuye a mejorar la capacidad de retención de la humedad, reduce el riesgo de erosión, aporta nutrientes y enriquece la biodiversidad en los suelos con microorganismos que degradan sustancias nocivas.

Oportunidad para pequeños productores

El zootecnista Oviedo afirma que el objetivo es consolidar una metodología precisa, sencilla y efectiva que se pueda transmitir a los productores de la región y fomentar la sostenibilidad y sustentabilidad en sus proyectos.

En muchas fincas campesinas se suelen realizar los trabajos de compostaje sin aceleradores o asesoría técnica, razón por la cual el proceso resulta más largo. Según informa la FAO, el compost es viable económicamente y ayuda a los productores a mejorar tanto el rendimiento de sus suelos como sus ingresos.

El compostaje, dice, es una práctica aplicable a diferentes tamaños de fincas, especialmente en sistemas agroecológicos que buscan minimizar el uso de agroquímicos. Y los métodos evaluados, sostiene, representan alternativas económicas.

Para el zootecnista García, tanto el aumento de los volúmenes producidos como la intensificación de las labores agropecuarias hacen más importante implementar un buen tratamiento de los residuos. “El estiércol bovino representa el mayor contaminante producido en los agroecosistemas. Su disposición inapropiada conlleva problemas como olores ofensivos y producción de nitratos y otros elementos contaminantes de cuerpos de agua”, señala.

La investigación

El proceso se fundamentó en el método estadístico de bloques completos, al evaluar tres repeticiones por cada procedimiento. Como parte de la evaluación se registraron las variaciones en la temperatura, la humedad y el pH o nivel de acidez.

La principal fuente de energía de los microorganismos que participan en la fermentación del abono orgánico fue la melaza, que aporta potasio, calcio, magnesio y boro, entre otros micronutrientes que restablecen el equilibrio microbiológico del suelo y mejoran sus condiciones físico-químicas.

Para estandarizar la relación carbono-nitrógeno en los diferentes bloques de repeticiones se utilizó el cuadrado de Pearson, una herramienta matemática de mínima complejidad que favorece la comprensión de la información por parte de personal no especializado.

El proceso investigativo tuvo lugar en el Laboratorio Experimental Mario González Aranda de la U.N. Sede Palmira.

Fuente: agenciadenoticias.unal.edu.co

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*