Diálogo familiar contribuye a fortalecer la democracia

 
Facebooktwittergoogle_plusmail

BOGOTÁ D. C., 13 de septiembre de 2017 — Agencia de Noticias UN-

Así lo advierte Eucaris Olaya, coordinadora de la Maestría en Trabajo Social con énfasis en “Familia y redes sociales” de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.): “desde los mismos acuerdos de paz hemos hecho énfasis en la necesidad de que las personas comprendan las dinámicas de escuchar a quienes vivieron la guerra, entender hasta sus silencios para interpretar y analizar la manera como aquellas víctimas pueden recuperar su entorno”, observa. La experta considera que las prácticas en las que cada familia une dolor con dolor y alegría con alegría hacen que estos grupos que han sufrido fuertemente el conflicto pasen por un proceso de sanación.

“El resentimiento implica reflexiones en las que se analiza el conflicto no solo de cómo se sufrió, sino desde una dinámica de lo que se está haciendo en los hogares”, añadió la profesora Yolanda Puyana, trabajadora social e investigadora del Departamento de Trabajo Social de la U.N.

Por su parte la docente Olaya afirmó que en la academia se está hablando de cómo superar las dificultades y de reconocer, como seres humanos, “que tenemos la posibilidad de transformar y generar cambios, de entender el dolor humano y el sufrimiento, lo que hace que las familias sean más unidas”.

Desde el proceso del posconflicto y la paz la importancia de saber escuchar en las familias las ha acercado cada día más a la realidad del país, señaló por su parte la doctora en Historia de la U.N., María Himelda Ramírez.

Diálogo decisivo

A la hora de un proceso electoral el diálogo en familia incide en las políticas públicas. Según la académica, en tiempos en que los grupos son plurales y diversos, todos quieren ejercer poder y ciudadanía para expresarse, máxime ahora ayudados por los nuevos escenarios que ofrecen las redes virtuales.

Recordó, por ejemplo, que en el país se generó una división muy fuerte cuando se hablaba del plebiscito por la paz, cuando se tomó la decisión de votar por el NO. En ese sentido, precisó que muchas familias discutieron y se separaron sus diferencias de opinión.

Para los próximos procesos democráticos, el diálogo ayudará a ser decisivo y a que la democracia se construya mejor, concluyó la académica.

Estas reflexiones se dieron en el marco del “V Encuentro sobre el desarrollo de investigación en familia”, organizado por la U.N. Sede Bogotá y que contó con la asistencia de más de 400 personas.

Fuente: agenciadenoticias.unal.edu.co

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*