banner corporacion_inmanente_01

Búsqueda personalizada
Artículos  >  Medio Ambiente  >  ÉSTE TAMBIÉN ES MI MUNDO
ÉSTE TAMBIÉN ES MI MUNDO PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 2
MaloBueno 
Isabel Specia Cabrera   

specia2.jpg- INTELIBELLEZA -

ÉSTE TAMBIÉN ES MI MUNDO

Por: Isabel Specia Cabrera*

El peligro que representa para el medio ambiente el uso de bolsas de plástico, generó una iniciativa para reformar la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, con la que se pretende prohibir la utilización de plástico no degradable, como bolsas, platos y vasos desechables.

 

Normal 0 21 false false false ES-MX X-NONE X-NONE MicrosoftInternetExplorer4  

 

La iniciativa de reforma señala, entre otras, la prohibición a los establecimientos comerciales de entregar bolsas de plástico no degradable para la transportación de los productos que comercialicen, pues en México se producen 390 mil toneladas de bolsas de plástico al año, cuya venta genera ganancias por cinco mil millones de pesos anuales. Del total de bolsas 28 por ciento se distribuye en 38 cadenas de supermercados y el resto, 72 por ciento, se comercializa entre almacenes de ropa y regalos.

 

Los datos son alarmantes, las bolsas fabricadas en los años 50 aun se encuentran dispersas, formando parte de la gran cantidad de bolsas que día a día contaminan suelos y mares, generando inundaciones e incluso la muerte de animales.

 

Al parecer, la propuesta busca aliviar un poco el gran daño que los humanos hacemos cada minuto al planeta. Para una gran mayoría de habitantes la iniciativa es favorable e incluso necesaria. Los centros comerciales tendrán un año para cambiar las bolsas que entregan a los clientes por bolsas biodegradables, con lo que evitarán cuantiosas multas. Pero, ¿y el comercio informal?

 

Regular el uso o no de bolsas de plástico no biodegradable en los comercios es una gran medida, pero acaso no sería mejor prohibir la producción de las mismas.

 

Desde ya, los humanos estamos obligados a modificar nuestros hábitos y costumbres en relación al daño que hacemos al planeta. No es desconocido el hecho de que cada día nos enteremos de alguna medida que  como individuos podemos aplicar en beneficio del medio ambiente. El cuidado del agua, de la energía, de zonas verdes, de animales, reservas ecológicas, en fin medidas que si todos las aplicamos podríamos detener en gran medida el deterioro ambiental.

 

Pero la realidad es otra, y no obstante tener conocimiento de lo que cada uno de nosotros podemos hacer por el planeta y sobre todo por las futuras generaciones, nuestra mala educación y hábitos  tienen mayor peso y es por ello que aún encontramos basura en enormes cantidades en las calles, parques, jardines y en cualquier sitio en que nos encontremos. Igualmente somos testigos del desperdigo de energía y agua, el uso excesivo de materiales que solo tienen como lugar final los grandes cerros de basura que rodean a las grandes ciudades.

 

La educación es un factor sumamente indispensable para poder ya no revertir, sino detener el daño. Sin una educación ecológica pareciera que el planeta está destinado a terminar como un gran bote de basura entre la que nos encontraremos los humanos sin poder dar crédito a lo que nosotros hemos hecho.

 

Y bien, no conformes con contaminar al planeta, ahora nos damos a la tarea, en pos de la ciencia y tecnología, de llenar al espacio de basura. Desde 1957 se han puesto en órbita alrededor de 6,000 satélites de los que aproximadamente la mitad están en desuso, aunado a los restos de cohetes y sondas, herramientas, pequeñas partículas de pintura e incluso tornillos y guantes. Según cifras publicadas en expansión.com, más de 12,000 artefactos de 10 centímetros; cerca de 110,000 de entre uno y diez centímetros y unos 35 millones menores de un centímetros, se encuentran en el espacio exterior. Y la gran pregunta, ¿Quién colocó tal cantidad de basura espacial?, la respuesta es clara, el mismo que todos los días se encarga de colocar basura en cualquier parte del planeta, el humano.

 

Realmente recapacitar sobre nuestra actuación como humanos ya no solo en el planeta, sino en el universo, me hace recordar una frase que señala que como especie, hemos fracasado en el planeta.

 

En manos de todos y me refiero a todos, no sólo a quienes ejercen un papel que les permite modificar o crear leyes, esta el buscar un mundo mejor, empecemos por llevar a cabo por lo menos una de las tantas medidas que nos han dado para cuidar a la tierra, pues recordemos que este también es mi mundo.

 

* Isabel Specia Cabrera es periodista, académica y escritora mexicana radicada en el Distrito Federal. 

 

Más de la obra de Isabel Specia Cabrera:

Comentarios (0)
Tu opinión es muy importante, escribe tus comentarios y éstos aparecerán publicados en diez minutos.
Tus detalles de contacto:
Comentario:
Seguridad
 
Estás escuchando: Sabersinfin/Radio
Tenemos 4549 invitados conectado(s)

Sabersinfin.com Sureste

Luis Fernando Paredes Porras 7

Nota
Luis Fernando Paredes Porras

Luis Fernando

Nota
Luis Fernando Paredes Porras

colaborador

Cuento
Luis Ángel Tavares Carmona

Luis Fernando Paredes Porras 7

Artículo
Luis Fernando Paredes Porras

Elda Ruiz 4

Inteligencia Sexual
Elda Ruíz

ABEL PÉREZ ROJAS MARZO 2014

Artículo
Abel Pérez Rojas

Lalo Mandragore 2

Artículo
Lalo Mandragore
renesanchezjuarez
Artículo
René Sánchez Juárez
Fernando Acosta Reyes
Artículo
Fernando Acosta Reyes

Hugo Islas 2

Poema
Hugo Islas

ABEL PÉREZ ROJAS MARZO 2014

Artículo
Abel Pérez Rojas

mariano munoz

Video
Mariano Muñoz

Fernando Acosta Reyes

Artículo
Fernando Acosta Reyes

leobardo cruz magarino 2

Poema
Leobardo Cruz Magariño
 
  • Hoy y Siempre
Previous Next