En medio de un mundo basado en la exigencia de lo fácil, lo inmediato y lo útil, asecha siempre la tentación de perder de vista esos esenciales que hacen de la existencia cotidiana una realmente humana, entre estos, ese proceso llamado educación capaz de provocar que el hombre desde su condición de ser natural desarrolle toda su potencialidad y se constituya a sí mismo, con los demás, en Ser humano.  La educación entendida entonces como proceso civilizatorio que humaniza, que implica un acto permanente de valoración y en sí mismo de la educación como algo valioso, como algo por lo cual esforzarse por decisión propia.

Al hablar de educación se hace referencia a aquella que hoy se le puede asociar con el concepto de calidad, entendida ésta como la utópica aspiración formativa de dimensión humana que se orienta fundacionalmente al logro del bien de individuos y comunidades; dejando en claro con esto, lo inadecuado de separar la educación valoral de la calidad educativa. Como dos condiciones centrales que exige esta calidad, se reconocen:

1) Que debe ser política educativa, dado su interés público, el promover la autonomía interdependiente del estudiante, centrando la atención en la formación moral como natural del ámbito escolar; formación promotora del cumplimiento de obligaciones morales basado en un sistema ético personal, asumido como propio a partir de un proceso reflexivo; y,

2) La recuperación del docente como sujeto moral y factor estratégico del proceso; privilegiando su formación a través del ejercicio introspectivo que le posibilite apropiarse de su acción educativa; mientras el docente no sea explícitamente consciente de sus propios valores fundamentales y sea capaz de traducirlos en una pedagogía de los valores que posibilite el desarrollo moral de sus estudiantes, estaremos ante una práctica docente alejada de la esencia para la que es conminada: la educación.

Cierro esta intervención, acudiendo a palabras de Pablo Latapí: “Humano y sólo humana es la capacidad de concebir la existencia como destino, con principio y fin, con sentido de realización, en donde cabe –al lado de otras fuerzas determinantes e incontrolables– el libre albedrío para elegir entre el bien y el mal. Por esto, humano es el orden moral que compromete nuestra conciencia hasta en sus actos más secretos” (2009: 51)

* 8 de noviembre de 2010

jose_guadalupe_sanchez_avia**José Guadalupe Sánchez Aviña es estudiante del Doctorado Interinstitucional en Educación, en el Sistema UIA-ITESO, es maestro en Investigación Educativa, por la Universidad Iberoamericana Puebla y licenciado en Sociología, por la Universidad Nacional Autónoma de México.

Más de la obra de José Guadalupe Sánchez Aviña:

Estudiantes impulsan reciclaje de aparatos eléctricos

Estudiantes impulsan reciclaje de aparatos eléctricos BOGOTÁ D. C., 23 de julio de 2016 — Agencia de Noticias UN-

“Con este proyecto queremos mitigar el impacto ambiental, reducir la cantidad de basura y acercarnos más a ese ideal que está surgiendo de economía circular, en el que desaparece el concepto de basura y todo se utiliza, ya que hace parte de un ciclo donde desaparecen los vertederos, que tanto daño hace al planeta”, señalaron los emprendedores.Read More

El clima de la Ciudad de México, resultado del deterioro de la cuenca-UNAM

El clima de la Ciudad de México, resultado del deterioro de la cuenca-UNAM 25 de julio de 2016

La desaparición de los lagos y de la cubierta vegetal, así como la urbanización intensiva de la cuenca de México, han ocasionado cambios en el clima de la ciudad, lo que se manifiesta principalmente en un aumento en la temperatura y en la intensidad de las lluvias.Read More

Ciudades mexicanas crecen sin planeación-UNAM

Ciudades mexicanas crecen sin planeación-UNAM 25 de julio de 2016

En general, las ciudades mexicanas han crecido sin planeación en aspectos como el uso del suelo y el transporte. Hay una tendencia a desarrollar infraestructura de manera indiscriminada para los automóviles, sin pensar en las implicaciones futuras, afirmó Manuel Suárez Lastra, director del Instituto de Geografía (IGg) de la UNAM.Read More

Su pelo

Le toqué sus bucles Y mi amor se quedo En su peloRead More

Enloquecido de amor

Enloquecido por tu amor Te busco con desesperaciónRead More

Para llenarme de placer

Mi mente necesita De tu vientre Para llenarme de placerRead More